La salud de las encías también es cosa de niños

ortodoncia en niños

Las enfermedades periodontales  son enfermedades  que afectan a las encías y al hueso de soporte que rodea al diente.

El origen de la enfermedad periodontal es de naturaleza inflamatoria y de causa infecciosa (causadas por bacterias). Dependiendo de su grado de afectación las denominamos gingivitis, cuando el proceso inflamatorio solamente afecta a la encía y Periodontitis, cuando el proceso inflamatorio afecta a los tejidos periodontales profundos y se produce destrucción del hueso y ligamento que soportan y sujetan los dientes.

Si la periodontitis no se trata adecuadamente, evoluciona destruyendo todo el soporte del diente, pudiéndose producir la pérdida del mismo. Con frecuencia se cree que la enfermedad periodontal es un problema de adultos, sin embargo, los estudios revelan que la gingivitis se encuentra en un alto número de niños y adolescentes.

Los procesos de periodontitis crónica, agresiva o como manifestación de una enfermedad sistémica y las enfermedades periodontales necrotizantes son menos frecuentes en los niños pero pueden producirse. Una forma avanzada de enfermedad periodontal puede ser un signo temprano de que un niño tenga una enfermedad sistémica (como Diabetes Tipo 1).

Si un niño presenta una periodontitis severa y no responde a los tratamientos adecuados, se debe realizar una  evaluación médica general para descartar cualquier manifestación sistémica.

Hay cuatro signos básicos que indican enfermedad periodontal en un niño:

1. Sangrado de las encías al cepillarse, al usar el hilo dental o en cualquier otro momento.

2. Inflamación y enrojecimiento de encías.

3. Recesión, de las encías, exponiendo a veces las raíces.

4. Mal aliento constante que no desaparece al cepillarse ni al usar el hilo dental.

La mayoría de las inflamaciones de las encías en edades tempranas están relacionadas con:

Depósito de placa bacteriana por falta de higiene dental. Las bacterias son las responsables de la gran mayoría de los problemas de las encías.

Presencia de caries y obturaciones sobredimensionadas que favorecen  la presencia de bacterias y dificultan la higiene.

Es muy importante tratar las caries en los niños aunque sean dientes de leche  ya que el proceso de erupción debe cumplir los tiempos biológicos y que los tratamientos estén bien realizados  para evitar que se produzcan daños en las encías.

Procesos de  erupción y caída de  dientes.

Durante la erupción y caída de los dientes pueden producirse inflamaciones localizadas en la encía que pueden resultar molestas al niño. La higiene dental y los antinflamatorios solucionan en la mayoría de los casos el problema.

Podemos afirmar que la causa más frecuente de las encías inflamadas en los niños es, en la mayoría de las ocasiones por la falta de hábitos higiénicos orales.

También en la adolescencia, los cambios hormonales que se producen pueden modificar la respuesta inflamatoria de la encía ante la presencia de placa bacteriana ya que el aumento de hormonas sexuales produce un aumento en la circulación sanguínea de las encías. De la misma manera, los cambios en los niveles de insulina que se producen en los niños diabéticos también pueden afectar a su salud gingival.

La periodontitis agresiva que produce ya una pérdida de hueso entre los dientes se puede manifestar en edades cercanas a la pubertad aunque es menos frecuente.

Causas genéticas, ambientales como fumar y la presencia de bacterias son las causas de esta manifestación. Un diagnóstico temprano es fundamental ya que estos procesos inflamatorios responden muy bien al tratamiento gingival que eliminará la placa bacteriana y si estamos ya ante una periodontitis, un diagnóstico y tratamiento adecuado nos permitirá controlar la enfermedad.

La correcta eliminación de la placa bacteriana es imprescindible para tener una buena salud gingival.

El correcto cepillado, el uso de la seda dental o los cepillos interproximales son fundamentales para controlar la placa bacteriana, ya que el cepillado solo elimina el 60% de la placa bacteriana y para eliminar el 40% restante será necesario el uso de la seda y cepillos interproximales.

En nuestra Clínica Dental especializada en Ortodoncia, en Madrid, todos nuestros pacientes reciben enseñanza del correcto cepillado y hacemos un seguimiento de su nivel de placa no empezando ningún tratamiento de ortodoncia en niños ni en adultos sin que la encía esté sana.

Los tratamientos de ortodoncia y la salud de las encías están íntimamente ligados ya que el movimiento dentario que se produce durante la ortodoncia remodela el hueso y por eso se mueve el diente.

Eso es posible porque el ligamento periodontal se inflama pero esa inflamación debe ser aséptica, sin bacterias de ahí la importancia de una buena salud Periodontal de lo contario los daños son irreversibles como las reabsorciones, pues el hueso que se pierde ya no se puede recuperar.

Por ello se hace imprescindible antes de empezar cualquier tratamiento de ortodoncia en niños, adolescentes o adultos que la encía esté sana.

En nuestra Clinica Dental nuestro Departamento de Periodoncia dirigido por la Dra. Elena Figuero, periodoncista Exclusiva y profesora del Máster de Periodoncia de la Universidad Complutense de Madrid y por la higienista especializada en periodoncia Esther Gonzalez, trata a todos nuestros pacientes con necesidades periodontales antes, durante y después del Tratamiento de Ortodoncia o de cualquier tratamiento odontológico, estético, implantológico siendo  esto imprescindible para conseguir los mejores resultados  en cualquier tratamiento odontológico.

 

María Jesús Mourelle

Coordinadora Clínica

 

Esta entrada fue publicada en Clinica Dental Madrid, ortodoncia niños y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.