INVISALIGN, Diseñado para hacerte sonreir

¿Qué es Invisalign?

El tratamiento Invisalign consiste en una serie de aligners prácticamente invisibles y extraíbles que se cambian cada dos semanas por un nuevo juego de aligners. Cada uno de los aligners se fabrica específicamente para tus dientes, y solo para tus dientes. Conforme vayas cambiando de aligner, tus dientes se irán moviendo, poco a poco, semanas tras semana, hasta que estén alineados y en la posición final prescrita por el odontólogo.

Además, un plan de tratamiento virtual 3D (gracias al software ClinCheck®) te muestra los movimientos que seguirán tus dientes durante el tratamiento. Esto te permite saber desde el principio el aspecto que tendrán tus dientes al final del tratamiento. A partir de los resultados del programa ClinCheck, se fabricarán los aligners transparentes y hechos a medida, específicamente para ti.

Si estás preparado para una sonrisa que cambiará tu aspecto, Invisalign es la respuesta que estabas esperando. Aunque existen muchas opciones en el mercado, no hay ningún tratamiento tan cómodo como Invisalign.

Invisalign es la mejor manera de transformar tu sonrisa sin alterar tu vida cotidiana.

Transparente | Removible | A medida | Eficaz | Cómodo

¿Puede funcionar en mi caso?

Una sonrisa segura y una autoestima más alta no son los únicos beneficios de corregir tu sonrisa con Invisalign: tu salud bucal también puede mejorar significativamente.

La evolución de la Técnica Invisalign es rápida y sorprendente, de ahí que tratamientos hace pocos años impensables de poder resolverse solo con la Técnica sean ahora posibles.

-> Los casos mas frecuentes suelen ser los siguientes:

 

 

 

 

El apiñamiento de los dientes se produce cuando simplemente no hay suficiente espacio en la mandíbula para albergar todos los dientes con normalidad. Si se deja sin tratar, el apiñamiento dental puede producir un aumento de la probabilidad de desarrollar enfermedades de las encías, ya que los dientes resultan más difíciles de limpiar, y puede evitar que los dientes desarrollen sus funciones con normalidad.

 

 

 

Los dientes excesivamente separados aparecen cuando hay demasiado espacio en la mandíbula. Esto se puede deber a dientes pequeños, al crecimiento anormal de los huesos de la mandíbula, a la genética, a la falta de otros dientes y/o a la protrusión lingual. Cuando faltan algunos dientes, el problema se puede deber también al movimiento de los otros dientes al existir un espacio adicional. Los problemas de espaciado pueden dar lugar a enfermedades periodontales, como la gingivitis y la periodontitis, que, si no se tratan, pueden conducir a la pérdida de dientes.

 

 

 

La mordida cruzada ocurre cuando las mandíbula superior e inferior no están bien alineadas. Por lo general, esto provoca que haya uno o varios dientes superiores que muerden sobre el interior de los dientes inferiores, pudiendo pasar tanto en parte frontal de la boca como en la lateral. Este problema puede provocar desgaste de los dientes, enfermedades de las encías y pérdidas de hueso.

 

 

 

La sobremordida ocurre cuando los dientes superiores se solapan significativamente sobre los dientes inferiores. Generalmente, la causa de este problema se debe a la genética, a malos hábitos bucales o al hiperdesarrollo del hueso que sirve de base a los dientes. Esto puede provocar problemas o irritación en las encías y el desgaste de los dientes inferiores, así como problemas muy dolorosos en la mandíbula y las articulaciones.

 

 

 

La protrusión ocurre cuando los dientes inferiores sobresalen por encima de los dientes frontales superiores. Normalmente, está causada por un desarrollo insuficiente de la mandíbula superior, un hiperdesarrollo de la mandíbula inferior o ambas cosas. La causa también puede ser la falta de dientes superiores. Este problema puede impedir el funcionamiento normal de los dientes frontales o los molares, lo que puede llevar al desgaste de los dientes. También puede ser causa de problemas muy dolorosos en mandíbula y articulaciones.

Es importante que visites a un odontólogo experimentado habilitado por Invisalign para ver cómo se adapta Invisalign a tus necesidades específicas. Ten presente que existen otras consideraciones a la hora de tomar la decisión de corregir tus dientes. Piensa en cómo puede adaptarse Invisalign a tu estilo de vida al ofrecerte una opción de tratamiento prácticamente invisible para conseguir la sonrisa que quieres.

¿De qué dependerá el éxito?

El resultado final dependerá del profesional. El mismo paciente tendría dos resultados diferentes si fuese tratado por dos profesionales diferentes.

>> Razones para sonreir con Invisalign <<


 

 

 

 

¿Vas a tomar una tapa? No hay problema. A diferencia de los brackets fijos, te puedes quitar los aligners para comer, beber, cepillarte los dientes y utilizar hilo dental.

 

 

 

 

 

Puesto que Invisalign es prácticamente invisible, probablemente nadie se dé cuenta de que hay algo distinto, hasta que muestres tu nueva sonrisa, por supuesto.

 

 

 

 

 

Puedes quitarte los alineadores para cepillarte los dientes y utilizar hilo dental, conservando así unos dientes y unas encías sanas.

 

 

 

 

 

Te puedes quitar los alineadores Invisalign y disfrutar de una noche especial o de eventos especiales, como una boda.

 

 

 

 

 

No hay necesidad de cambiar nada. Sigue con tus actividades diarias a la vez que corriges tus dientes.

 

 

 

 

 

Sé tú mismo con Invisalign. Puesto que es prácticamente invisible, no tienes que esconder tu sonrisa mientras estás bajo tratamiento.

 

 

 

 

 

Con Invisalign, es fácil hacer que tu sonrisa se vea perfecta para esa ocasión especial.

 

 

 

 

 

Las citas para seguir el tratamiento Invisalign son compatibles con tu horario,  cada 4 ó 6 semanas.

Siguenos también en
> Twitter
> Facebook

Esta entrada fue publicada en Invisalign. Guarda el enlace permanente.

Los comentarios están cerrados.